En Finlandia, La Minería Convive Armoniosamente Con La Sociedad

En un viaje que realizó Javier Santillán, Jefe de Minería subterránea de Cerro Vanguardia, nos comentó como funcionan las minas en el país de Finlandia y la relación que tienen con la sociedad. Las minas finlandesas comenzaron a cielo abierto, con un solo open pit y luego pasaron a ser subterráneas, pero la escala es diferente a la santacruceña. Una de las minas en Finlandia, Pyhasalmi, produce 4000 toneladas por día y otra, Kemi, unas 3.500, en Argentina podemos citar el caso de Cerro Vanguardia en subterránea, que produce entre 800 y 1.000 toneladas diarias.
En general la idea que se tiene de Finlandia es una especie de paraíso ecológico lleno de lagos y bosques. “En Finlandia hay lugares que tienen fábricas de pasta de celulosa metidas dentro de la propia ciudad. Eso me asombró mucho, por lo que ha sucedido en nuestro país con Botnia. Es algo común y lo manejan muy bien. La ciudad y el entorno se desarrollan normalmente” comenta.
Le consultamos a Santillán como se insertan las minas en ese paisaje y nos cuenta que las minas se desarrollan a no más de 5 o 10 kilómetros de las ciudades, incluso han adoptado el nombre el lugar. “El entorno es hermoso, está la mina y alrededor todo bosque y lagos” cuenta.
Kemi fue abierta en 1966 y Pyhäsalmi en 1962, ambas comenzaron con el sistema a cielo abierto y posteriormente pasaron a subterránea; por lo que tuvieron un gran desafío para mantener la escala de explotación y prolongar la vida de las minas; sus ejecutivos sostienen que automatizar la mina por completo fue una de las claves para lograrlo. A las minas se accede de manera rápida, por camino pavimentado, los mineros van todos los días a trabajar en su propio vehículo. Finlandia tiene un sistema muy diferente a lo que se conoce en la Argentina. El minero paga su comida y luego de trabajar se retira a su casa. Las jornadas laborales son de 12 horas, con no más de 10 dentro de la mina. Son periodos mucho más largos de lo que nuestra legislación permite.
Los estándares ambientales están dentro de los parámetros que requiere la Unión Europea, muy altos en seguridad y medio ambiente.
Refiriéndose al avance del proyecto de subterránea en Cerro Vanguardia, dice que “el panorama va a ir mejorando año a año. Cuando arrancamos haciendo el estudio de factibilidad del proyecto en sí, sólo teníamos siete minas seleccionadas que iban a ser explotadas a través de esta metodología. Ahora seleccionamos tres más, que fueron explotadas antes por open pit”.
La factibilidad del proyecto de mina subterránea ha sido desarrollada íntegramente por profesionales argentinos, lo que constituye un orgullo para el equipo de trabajo. Se cumple estrictamente con la legislación vigente; cada mina cuenta con su salida de emergencia con estándares que superan lo exigido por la ley. También se ha instalado un sistema de refugios fijos y móviles. Los bloques de explotación están cada 60 metros en la vertical. El criterio usado ha sido apostar un refugio fijo para cada bloque de explotación, y a medida que se va desarrollando el siguiente bloque se dispone de un refugio móvil, que se va trasladando al punto más cercano de la operación.
“Otro paso importante que estamos dando es la mecanización del proceso; en 2011 incorporamos el primer equipo de tojeo y tenemos para el 2012 el segundo, que nos permitirá ir pasando de un tojeo manual a uno mecanizado. Estamos incorporando equipos empernadores, lo que nos permitirá llevar a cabo el sostenimiento de nuestras minas en forma mecanizada, reemplazando el sistema actual. Ambos procesos nos ayudaran a elevar la seguridad de nuestros operadores y el estándar de nuestras minas”.
Le preguntamos a Santillán si hay problemas para encontrar mano de obra local en minería subterránea. “Al arranque del proyecto se requería mano de obra especializada y en la zona no había la cantidad de operarios requerida. Por eso se comenzó a traer gente de otras provincias, pero siempre respetando un equilibrio. Nosotros necesitamos tener un 60% de mano de obra especializada y un 40% de mano de obra local y eso se respeta. Estamos cerrando el 2011 con un 42% de mano de obra local, respecto de un 58% de gente de otras provincias. Para los años venideros la idea es que esto se vaya revirtiendo. Teniendo en cuenta los planes de capacitación que tiene la empresa, el tiempo previsto para tener un minero en condiciones de operar un equipo y conocer minería subterránea es de dos años. Creemos que para finales del 2013, vamos a contar con una gran proporción de mano de obra local, incluso en condiciones de preparar a más gente de la zona” asegura.

Fuente: http://fmlider923.com.ar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *