Mineras que operan en la Argentina avanzan con la sustitución de importaciones

El proceso de sustitución de importaciones encauzado por diversos sectores de la economía argentina a partir de los requerimientos del gobierno nacional tuvo durante el año su réplica en la actividad de compra de insumos de las empresas mineras, en pleno proceso expansivo.

Uno de los casos más salientes es el de la mayor minera de la provincia de Santa Cruz, Cerro Vanguardia, que volcó al mercado interno el 90% de sus desembolsos por compras en el año. La empresa es propiedad de AngloGold Ashanti, que posee una participación accionaria del 92,5%, y Fomicruz, Sociedad del Estado de la Provincia de Santa Cruz, con una participación del 7,5 por ciento.

Al finalizar 2012, Cerro Vanguardia habrá desembolsado un total de u$s 220 millones en compras en general: u$s 30 millones para compras en el exterior y u$s 190 millones en el mercado doméstico, tanto para insumos como bienes de capital y contratación de servicios, informó la empresa.

En paralelo, agregó que, del total de lo gastado en el país, u$s 20 millones quedaron en el mercado santacruceño, que proveyó, entre otros conceptos, servicios de obras civiles, hormigón elaborado, servicios de hotelería y alimentación, transportes de cargas, reparaciones varias, cobertura médica, compras diversas y prestaciones profesionales.

Otra gran empresa del sector minero que trabajó este año por la sustitución de importaciones fue Barrick, la mayor productora de oro, que tiene en la Argentina la mina Veladero en funcionamiento y se encuentra construyendo Pascua Lama –proyecto binacional con Chile–, ambas en la provincia de San Juan.

El año pasado, Barrick compró bienes y contrató servicios por $ 5.098 millones, de los cuales el 85,6% se adquirió a empresas argentinas. La compañía siguió avanzando este año con su programa de sustitución de importaciones y en total reemplazó compras externas con contrataciones a proveedores locales por $ 219,43 millones.

Durante 2012, la Secretaría de Minería que comanda Jorge Mayoral reglamentó dos resoluciones que le imprimen velocidad a la sustitución de importaciones en el sector minero.

La resolución 12 establece que las empresas titulares de proyectos mineros deberán priorizar para la exportación de minerales y/o sus derivados industriales la contratación de flete nacional marítimo. Por su parte, con la 13 se dispuso la sustitución de importaciones de bienes, repuestos, insumos y servicios para la minería.

Según informaron desde esa cartera, estas normas se suman al trabajo llevado adelante por la Mesa de Homologación de Productos Mineros, herramienta creada por el Ministerio de Planificación Federal a través del organismo minero, para incrementar la sustitución de importaciones favoreciendo la generación de empleo nacional.

A este impacto local de la minería en la economía local hay que sumarle los aportes provenientes del sistema impositivo. De cada $ 100 que genera una mina, alrededor de $ 52 –más de la mitad– son tomados por la masa tributaria nacional, provincial y municipal.

Fuente: cronista.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *