Una asociación argentina y mexicana para crecer

Las compañías Cefas y el Grupo Calidra se unieron e invirtieron 50 millones de dólares para instalar dos hornos Maerz de última tecnología de calcinación; en la provincia de San Juan, y, un centro de distribución en Santiago de Chile

La empresa productora de cal en la Argentina Cefas SA, conformó una asociación con el Grupo Calidra, empresa mexicana con más de 100 años en el mercado, cuarta productora de este material a nivel mundial y número uno en América latina, que se consolidó como una de las empresas más modernas en su rubro y desarrolla procesos productivos para innovar en forma constante.

El Grupo Calidra realizará una inversión de 50 millones de dólares para, entre otros proyectos, instalar dos hornos Maerz de última tecnología de calcinación en la provincia de San Juan y un centro de distribución en Chile, con el objetivo de satisfacer la demanda de los mercados industriales, de minería, construcción y agro en la Argentina, el país trasandino y Uruguay.

Las cuatro plantas de producción se encuentran en Los Berros, provincia de San Juan, Quilpo, en la de Córdoba, Olavarría, en provincia de Buenos Aires, y Zapala, provincia de Neuquén. Mientras, los cinco centros de distribución están en Rosario, Santa Fe, Córdoba capital, Campana, provincia de Buenos Aires, Resistencia, en la provincia de Chaco, y Santiago de Chile.

“Es una asociación, mediante el cual Cefas incorporó a su operación un importante valor agregado de recursos, conocimientos técnicos y las mejores prácticas internacionales para optimizar sus productos y servicios. Es una compra parcial de acciones y un aporte de capital para desarrollar distintos negocios de la empresa”, comentó Pedro Brandi, presidente del directorio. Para este grupo trabajan 500 personas.

La causa principal de este acuerdo es el aprovechamiento de oportunidad de crecimiento en un mercado regional, puntualmente en el destinado a la industria. “En esta primera mitad del año, en los tres mercados que atendemos, vimos una reducción muy fuerte en la construcción que fue compensada por la demanda del mercado de la industria y el agro, que también ha crecido en su nivel de actividad. Finalmente, en volúmenes termina siendo parecido al año anterior básicamente por esta compensación”, opinó Enrique Fierro, gerente general.

La compañía produce para el mercado interno y exporta a Chile y Uruguay. La producción anual a nivel nacional de Cefas es de 450.000 toneladas, “vamos a invertir con el objetivo de duplicar la capacidad de producción de la planta de San Juan, con un crecimiento de unas 200.000 toneladas por año”, amplió Fierro.

El foco principal del negocio de Cefas es la producción y comercialización de cal. Se emplea en la minería, siderurgia, construcción, potabilización de aguas, azúcar y tratamiento de efluentes, entre otras industrias.

Sus orígenes

Cefas SA surge en 1995 como parte de un destacado grupo empresario argentino con vasta experiencia en la industria de la construcción, la producción de cemento, gas y petróleo, que en sus inicios contaba con dos fábricas ubicadas en la provincia de Córdoba. En 1997 adquirió canteras y plantas fabriles en Olavarría, provincia de Buenos Aires, y las marcas de cal hidráulica Lougas y Feitis. Un año más tarde amplía su campo de acción incorporando tres fábricas y canteras de cal aérea ubicadas en Córdoba, Mendoza y San Juan, así como las prestigiosas marcas Sublime y Malagueño.

Asimismo, se incorporan a la empresa yacimientos de sulfato de calcio, carbonatos de calcio, magnesio e instalaciones fabriles en Zapala, provincia de Neuquén. Más adelante, y ya como empresa con dimensión propia, Cefas encara un proceso de agrupamiento y consolidación en la oferta de cales existente para constituirse en una de las empresas líderes en la especialidad.

Desarrolla la fabricación de cales y otros productos derivados en establecimientos situados en Olavarría, Quilpo, provincia de Córdoba y Los Berros, en la de San Juan. En esas tres plantas produce las marcas El Milagro, Lougas, Feitis, Malagueño, Sublime, Santa Elena, Decavial y El Sauce, y desde allí distribuye y comercializa en todo el país.

En las fábricas de Zapala, Olavarría, Quilpo y Los Berros, producen minerales para enmiendas de suelo y fertilizantes para el agro argentino y chileno.

En 2009 se inauguró el establecimiento Padre Bueno, departamento de Sarmiento, en la provincia de San Juan, una planta con tecnología europea de última generación, que produce cales vivas de alta reactividad y excelente calidad, y destinada principalmente a abastecer los mercados de la industria y la minería, entre otros.

En 2010 surge Cefas Chile extendiendo su participación en el mercado, comercializando y distribuyendo sus productos en el territorio chileno.

“Cefas incorporó a su operación un importante valor agregado de recursos, conocimientos técnicos y las mejores prácticas internacionales para optimizar sus productos y servicios”, comentó Brandi.

“Vemos una oportunidad interesante de crecimiento en la minería argentina y chilena. Creemos que la Argentina va a recuperar su dinamismo en el corto plazo. La cal es una materia prima que se usa en muchas industrias. Y consideramos que la construcción tardará un poco, pero estará también por recuperarse. Tenemos mucha confianza en este mercado”, concluyó el presidente del directorio.

La Nación