Álvaro García: “el diálogo es la base para el desarrollo de la minería”

En el marco del ciclo de conferencias de la Cámara Argentina de Empresarios Mineros (CAEM), Álvaro García, presidente Ejecutivo de Alianza Valor Minero, disertó sobre la experiencia chilena en la articulación público-privada y las enseñanzas valiosas que la Argentina puede tomar de la misma.

Según García, de las 10 prioridades para el sector minero, la primera en encuestas (con el 54%) es la licencia social. Este es  un problema global y, si bien los motivos difieren entre países, un dato es común a todos: se conoce poco sobre la minería

Con foco en que “grandes cambios requieren grandes consensos”, el orador destacó la importancia de que se genere un diálogo temprano con los distintos actores sociales involucrados directa o indirectamente en el desarrollo de los proyectos mineros.

La licencia para operar es el gran desafío de los proyectos mineros. Para lograrla, el desafío es lograr una minería inclusiva, ambientalmente sostenible, que sea plataforma de desarrollo nacional, competitiva y con buena gobernanza (cooperación público-privada).

Para el exministro, el problema principal que impide que la minería sea ambientalmente sostenible y resiliente es la poca información que existe, y a su vez la poca credibilidad que tiene en el público esa misma información.

Por otro lado, la competitividad se ve afectada por el poco desarrollo de proveedores locales, la brecha digital en los empleados y la falta de infraestructura compartida entre más de un proyecto. Por último, el problema central para alcanzar la buena gobernanza es que el diálogo no es directo. Suele haber un intermediario, que genera a su vez un problema de representación (ese intermediario no tiene la suficiente legitimidad en sus comunidades).

García, quien fue ministro de Economía, de Energía y de la Presidencia de Chile, consideró que en la Argentina los temas mineros le son más ajenos a la población que en Chile. Esto implica la necesidad de comenzar la conversación con los distintos actores sociales, para trabajar para el desarrollo de la minería en todo el país.

Explicó además que el proceso de generar confianza conlleva tiempo, por eso debe iniciarse desde el primer momento, antes de que los proyectos comiencen su desarrollo. Sobre todo, porque los tiempos de las compañías no son los mismos que los de las comunidades, así como tampoco coinciden con los tiempos de la política.

Alianza Valor Minero es una asociación público-privada sin fines de lucro, que articula diálogos transversales y multisectoriales para promover la inserción territorial de proyectos de inversión inclusivos y sostenibles. Está compuesta por un directorio con representantes del gobierno, empresas privadas, academia, gobiernos locales, organizaciones sociales y sociedad civil. Se posiciona como un tercero independiente y articulador para la representación de todos los intereses y el logro de acuerdos sostenibles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *