De manos mineras, se viene la reforestación de Jáchal e Iglesia

Uno de los condicionantes de la Declaración de Impacto Ambiental de Veladero es la implantación de 12.000 ejemplares en Jáchal e Iglesia entre 2019 y 2020.

En la gestión del ministro de Minería Alberto Hensel se tomó la decisión de convertir la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) en un instrumento que aborde aspectos sociales y económicos, además de los ambientales. Esto, traducido en programas y proyectos con plazos concretos de cumplimiento, permite un eficaz seguimiento y control de los proyectos mineros; al tiempo que impulsa la sustentabilidad en las comunidades.

Ejemplos de éxito de esta política pública en fechas más recientes fue la inauguración en Jáchal de reefers e invernadero para los productores hortícolas, o la disponibilidad de un camión sanitario de última generación para todo San Juan gracias a una empresa que aún está en etapa de exploración en suelo ullunero.

Ahora llega una nueva mejora para las comunidades del norte sanjuanino. En la última revisión de la DIA de Veladero, se impuso como condicionante la reforestación con especies autóctonas.

En el apartado 192, la actualización de la DIA implica que “a los fines de cumplir con los objetivos de una minería sustentable la empresa durante el 2019 y 2020 deberá llevar adelante un programa de forestación que deberá coordinar con los respectivos municipios e implantar, garantizando el riego correspondiente, 3000 árboles por año en cada departamento de influencia directa de la Mina Veladero – Iglesia y Jáchal”.

La Dirección de Arbolado Público dependiente de la Secretaría de Estado de Medio Ambiente presentó un informe de relevamiento de terreno, suelos y especies arbóreas a implantar. Asimismo la Dirección de Hidráulica intervino en el aspecto vinculado al riego necesario.

Minera Andina del Sol, la operadora de Veladero, se comprometió a presentar su plan el 11 de junio.

Otros condicionantes impuestos son el “compre local” y la comunicación de la actividad. “La empresa deberá presentar un plan de comunicación de la actividad que realiza en la provincia tanto en lo técnico, económico como social y ambiental”. Esta imposición incluye a los proveedores de la minera.

También la empresa “deberá presentar los proyectos de desarrollo comunitario previstos, la radicación de contratistas en los parques industriales departamentales y aplicar en su actividad principios consagrados en el programa HMS: Hacia una Minería Sustentable”, indicó el texto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *