Ricardo Alonso: «Mucha gente trabaja en la minería en Salta y puede haber muchísima más»

El flamante secretario de Minería y Energía de la Provincia, Ricardo Alonso, brindó un panorama sobre cómo está el área que le toca dirigir y las proyecciones.

Salta está a punto de ingresar en las grandes ligas de la minería en el plano nacional cuando comience la producción comercial del proyecto Lindero, la primera mina a cielo abierto de la provincia, que está ubicada a 75 kilómetros al noreste de Tolar Grande. La empresa a cargo del yacimiento de oro, Mansfield (que es una subsidiaria de la compañía canadiense Fortuna Silver Mines), arrancaría con su operación comercial entre marzo y abril de este año, según estimó el flamante secretario de Minería y Energía de la Provincia, Ricardo Alonso.

«Va ser el primer yacimiento metalífero importante en Salta, que la va a posicionar como una provincia minera importante en Argentina», dijo el doctor en Geología en una entrevista que brindó al programa «Claves del campo», que se emite por Radio Salta.

Recordó que Mansfield comenzó a explorar el yacimiento Lindero en 1994. «Este es un proyecto en el cual han tenido que pasar varios gobernadores y secretarios de Minería para que se ponga en marcha, lo que demuestra que la minería es una política de Estado», destacó el funcionario, quien entre 2005 a diciembre de 2007 tuvo la misma responsabilidad que ahora en el Gobierno provincial.

También destacó el potencial de explotación del litio y los puestos de trabajo que se empezaron a generar tras los proyectos en obtención de ese elemento que se desarrollan en la Puna salteña. «Varias cosas que tenemos que ahora empiezan a tener más valor en el tema del litio y le pueden cambiar la matriz económica a Salta. Ahora hay mucha gente trabajando en la minería y puede haber muchísima más», resaltó Alonso.

Reducir la burocracia

Al hablar de los primeros desafíos de su gestión, el secretario apuntó a acelerar y eficientizar los trámites administrativos para el desarrollo de las inversiones mineras. «Fundamentalmente tiene que ver con agilizar todo lo que es el trámite minero pero para eso tenemos que fortalecer la institución», explicó en la entrevista radial.

En una nota en la revista especializada «Panorama minero», resumió su eje de trabajo abarcando «desde el más humilde hachero de sal a los proyectos gigantes».

«La minería es una sola más allá de sus escalas de inversión», dijo el funcionario.

Agregado de valor

Alonso no escapó al debate sobre cuál debe ser el modelo de producción minera: si puramente extractivo o debe incluir la generación de valor agregado.

Habló sobre el caso de litio. «Es uno de los problemas que no se termina de comprender. Lo que se fabrica es un producto de altísimo valor agregado que es el cloruro de litio. Obtener un producto que está dentro de los salares y llevarlo hasta carbonato de litio grado de batería o cloruro de litio ya es un enorme valor agregado que necesita de grandes plantas químicas para su obtención», indicó.

«El tema de las baterías de litio es otra cuestión», continuó. Aclaró que «lo primero que hay que tener en cuenta es que el litio es un commodity y como tal está en todo el mundo. Eso no quiere decir que no se estén desarrollando muchos proyectos para la creación de baterías de litio en el país. No es un tema ajeno quererle dar un poco más de valor agregado que ya se le da para llegar al carbonato de litio, al cloruro de litio y otros».

Mendoza

Sobre la movilización de miles de vecinos mendocinos que llevó a que el Gobierno de esa provincia suspendiera la habilitación del uso de cianuro, entre otros productos químicos, para la explotación minera, Alonso tiene una mirada crítica.

«El problema es cuando se mezclan las palabras y se crean eufemismo. El tema de Mendoza es de largo análisis y empezó por un error legislativo cuando Cobos siendo gobernador sacó la ley que generó que la minería no podía usar sustancias como cianuro que, por otro lado, la utiliza la industria vitivinícola y todas las demás industrias lícitas», dijo el funcionario salteño.

«Hay muchas cuestiones para analizar pero la más importante de todas es que hay un fuerte lobby de la grandes empresas que producen agua y de la vitivinicultura», dijo Alonso.

Publicado en El Tribuno el 07/01/2020

Ver nota en: https://www.eltribuno.com/salta/nota/2020-1-7-0-0-0–mucha-gente-trabaja-en-la-mineria-en-salta-y-puede-haber-muchisima-mas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *