Elon Musk quiere que sus autos eléctricos sumen litio argentino en sus baterías

Tesla comprará la producción local de la estadounidense Livent, que se expande en Catamarca

Elon Musk mira a la Argentina y quiere que el litio que hoy se encuentra en la Cordillera de Los Andes llegue a las baterías de sus autos Tesla. El excéntrico empresario estadounidense tiene como uno de sus principales proveedores a una empresa que hace más de dos décadas opera en el país y ahora proyecta duplicar su producción en Catamarca para abastecer, entre otros, a la automotriz más valiosa del mundo.

Días atrás, representantes de Tesla estuvieron en esa provincia junto a funcionarios y directivos de Livent, una firma minera de capitales estadounidenses que explota el yacimiento Salar del Hombre Muerto (Catamarca) y produce allí carbonato de litio, uno de los principales insumos que se utilizan en las baterías de los autos eléctricos.

En ese encuentro, la minera confirmó una inversión de US$1100 millones, con el plan de triplicar la actividad en el país. Actualmente, la compañía, que tiene sus oficinas en Philadelphia y opera plantas en Estados Unidos, China, Inglaterra e India, produce 20.000 toneladas anuales de carbonato de litio y proyecta tres etapas de expansión para llegar a las 60.000 toneladas anuales a fines de 2025.

En 2020, la firma comenzó con la ampliación de sus instalaciones para sumar, en una primera etapa, capacidad para 10.000 toneladas anuales, y confirmó que en junio iniciará las obras de una nueva fase para poder producir otras 10.000 toneladas por año adicionales. A su vez, en la provincia confirmaron que la empresa ya inició las gestiones para la construcción de un nuevo bloque de explotación –previsto para 2025- que sumará otras 20.000 toneladas de carbonato de calcio.

“Confirmaron que van a generar las solicitudes de permisos y autorizaciones para esta explotación”, dijo a LA NACION Marcelo Murúa, ministro de Minería de Catamarca.

En ese plan ingresa Tesla, la compañía de vehículos eléctricos fundada por Elon Musk. La firma tiene como uno de sus proveedores a Livent y apuesta a ser uno de los principales clientes de su incrementada producción de litio en Catamarca.

Otra de las automotrices que comprará el mineral producido será la alemana BMW, que en 2021 firmó un contrato con la minera estadounidense por US$330 millones para asegurarse parte del mineral local. De esta forma, la Argentina será el segundo proveedor global de litio de la compañía, detrás de Australia.

“La producción de litio en la Argentina viene de hace más de 25 años. Estuvo destinada a un montón de usos, desde la cerámica a cuestiones medicinales, y en los últimos años se incrementó por la electromovilidad y por cómo fue mutando ese sector hacia sistemas más sustentables. Se agregó un nuevo mercado que es el de las baterías”, dijo Murúa.

Livent es la primera compañía minera que opera en Catamarca, y logró en 2021 un incremento del 45,9% en su facturación, para llegar a los US$420,4 millones (su ganancia anual fue de US$600.000). Según la empresa, el plan es duplicar su capacidad de producción en el país a fines de 2023.

Además, existen dos proyectos para explotar litio en Catamarca, que se encuentran en etapa de construcción. Uno es desarrollado por la empresa Galaxy Lithium, de origen australiano, y el otro está a cargo de Liex, subsidiaria en el país de la firma china Zinjin Mining Group (tiempo atrás adquirió a la canadiense Neo Lithium), que anunció este año una inversión de US$380 millones para la construcción de su planta de procesamiento de carbonato de litio.

Esteban Lafuente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *